La noción de branding permite referirse al proceso de construcción de una marca. La marca, es uno de los aspectos más importantes de cualquier tipo de negocio, grande o pequeño, y es mucho más que lo que distingue un producto de otro.

 Necesita tener personalidad, la marca es una promesa a su cliente cada vez más exigente, donde transmite lo que puede esperar de sus productos y servicios, diferenciándose de sus competidores, definiendo lo que es, de lo que no quiere ser. Las marcas terminan siendo pequeños mensajes de marketing que van creando vínculos emocionales en los consumidores. Una marca eficaz identifica, diferencia, genera confianza, ofrece credibilidad y ayudará a alentar al consumidor a elegirla y activar su fidelidad.
El branding es un proceso muy completo y altamente complejo. Su estructura se conforma por el naming, la identidad corporativa, el posicionamiento, la lealtad y desarrollo de marca y la arquitectura de marca. Ante un desarrollo de branding, la solución es única como cada cliente. El compromiso con el proyecto para lograr un resultado eficaz, está íntimamente ligado a nuestra experiencia profesional. El branding busca resaltar el poder de una marca, aquellos valores de tipo intangible, tales como la singularidad y la credibilidad, que les permiten diferenciarse de las demás y causar un impacto único en el mercado. Lo que el branding intenta hacer, es subrayar dichas cualidades que la marca transmite al cliente y que constituyen su fortaleza. De esta manera, es posible que el consumidor asocie la marca con un valor (como por ejemplo, la innovación).

Un buen branding puede producir de inmediato una reacción positiva en el consumidor. Diferenciarse en la actualidad es cada vez más difícil, hoy en día, el mercado está saturado de productos, de anuncios. En este entorno, hay que repensar estrategias para obtener buenos y mejores resultados. Este mercado crece día a día y el consumidor va modificando su conducta, ante la gran oferta de productos y servicios se ve desbordado al realizar su elección. En su decisión de compra intervienen más los factores emocionales más que los racionales, y es ahí donde el branding termina siendo una herramienta esencial, un vehículo que a través de una estrategia eficaz, bien desarrollada e implementada, puede ofrecer múltiples beneficios tales como crear conciencia de marca, reconocimiento y recuerdo de la misma, fomentar la preferencia, aumentar la fidelidad con el consumidor, etc.

 servicios_branding2

Nuestro desafío está puesto en construir y renovar la imagen de las marcas, de manera inteligente, creativa y estratégicamente, mucho más allá del marketing. Realizamos un trabajo integrado de cada una de las áreas profesionales, diseñando a partir de la investigación, del análisis de tendencias, del vínculo con el consumidor, para lograr un mejor desarrollo creativo, buscando resolver, innovar y realzar el poder de cada marca.
Desarrollamos estrategias de branding que buscan conectar la marca con cada tipo de consumidor, a través de ella contamos su historia, su esencia, permitiendo transmitir su experiencia y diferencial, haciéndola crecer, resaltando su personalidad y optimizando la comunicación de la marca, para obtener una solución de comunicación racional, asegurando un óptimo resultado.